Reduce tu consumo de energía con una reforma integral de tu hogar

La reforma integral de tu casa es el momento perfecto para tomar decisiones que te ayuden a ahorrar energía para poder bajar el montante de tu factura. En este artículo te contamos cuáles son las mejores opciones para hacer tu hogar más energéticamente eficiente y qué tipo de tarifas pueden ser más convenientes.

 

Ahorra al comparar tarifas de luz y gas

La subida del precio de la luz, más de un 10 % con respecto al mismo periodo del año pasado, provoca que muchos consumidores se estén preocupando por reducir al menos su consumo energético a través de la implementación de hábitos y nuevas técnicas que nos permitan disminuir la dependencia energética.

Un momento ideal para ello es la reforma integral de nuestra casa, ya que es un momento de cambios, y de revisar si todo es como debería ser. Muchos consumidores se dan cuenta de que están pagando más de lo que deberían en su contrato de electricidad. Y es que no es fácil saber qué tarifa de luz o gas contratar. Por ello es muy importante comparar tarifas de luz y gas antes de decidirse.

Aunque no existe una mejor tarifa para todo el mundo, las asociaciones de consumidores como Facua (Consumidores en acción) recomiendan las tarifas de discriminación horaria para la gente que está fuera de casa durante el día. Con esta modalidad, es posible ahorrar si se concentra parte del consumo durante el periodo promocionado, es decir por la noche. La mayoría de comercializadoras ofrecen estas tarifas, como HolaLuz, EDP o Endesa. Hoy en día cambiar de tarifa es muy fácil, ya que puede hacer con una simple llamada, por vía online, pero también acudiendo a las oficinas de Endesa, HolaLuz o Podo.

¿Cómo reducir energía con una reforma?

A continuación os presentamos una serie de consejos para poder reducir el consumo energético gracias a la reforma integral de tu casa:

  • Cambio de cristales

Uno de los principales problemas de eficiencia energética de una casa son los puentes térmicos. Pequeños, a veces microscópicos recovecos por donde entra el aire de fuera al interior de la casa o sale hacia el exterior el calor o frío generado en la vivienda. Estas fugas térmicas provocan que el aire acondicionado o la calefacción tengan que trabajar el doble y, por lo tanto, gasten más energía, elevando de esta forma el montante de la factura. Las ventanas dobles o de cero emisión rompen estos puentes térmicos, impidiendo la entrada o salida de aire al interior.

  • Inyección en la fachada interior

Entre las paredes existen cámaras de aire que provocan que las condiciones climatológicas del exterior incidan en el interior de la vivienda. Las inyecciones de material aislante en las cámaras que se encuentran en las paredes, especialmente en la fachada exterior, pueden conseguir aislar la vivienda de la climatología del entorno.

  • Suelo radiante

Gracias a estos sistemas se evita utilizar un radiador en cada una de las habitaciones de tu hogar. Un sistema calefactor que está instalado bajo las baldosas del suelo. La instalación de un suelo radiante puede ayudarnos a reducir el consumo energético.

¿Quieres saber más sobre formas de reducir tu consumo energético a través de la reformas integrales en tu casa? Te invitamos a leer el siguiente artículo para que puedas seguir profundizando con el tema.